Cuáles Son los 6 Métodos para Tocar Himnos en el Órgano

Es traducción. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt – 27/Abr/2012

                Ejecutar himnos es esencial para todo organista de iglesia. Aunque generalmente empleamos sólo una técnica, muy a menudo podrás enriquecer tu ejecución durante el servicio religioso valiéndote de una variedad de formas de tocar himnos. En el presente artículo descubrirás las 6 técnicas principales para tocar himnos en el órgano.

  1. Tocar himnos en octavas a 2 manos. Ésta es la versión más simple de todas. Muy práctica si tu técnica no es aún lo bastante sólida como para tocar con más voces. Es también muy útil para presentar cualquier himno desconocido o complicado a tu congregación, porque la melodía resultará claramente audible y reconocible.
  2. Tocar himnos a 2 voces. Si estuvieses inseguro de emplear los pedales, siempre puedes escoger las 2 voces extremas más importantes y tocar el himno de ésta manera, creando un “bicinium”. La melodía en la mano derecha sonará claramente y el bajo proporcionará la base y soporte armónico.
  3. Tocar himnos a 3 voces. Si tu técnica de pedal lo permite, siempre es posible crear una versión a trío del himno. Ésta textura hace tu ejecución transparente y clara. Puedes ubicar la melodía en cualquier voz, mano derecha, mano izquierda o en el pedal, para mayor variedad.
  4. Tocar himnos a 4 voces. Éste es el método más ampliamente usado. Puedes tocar tanto la versión armonizada del himno como crear la tuya propia. Para lograrlo esto último, deberás primero familiarizarte con las reglas básicas de la armonía.
  5. Tocar himnos a 5 voces. ¿Alguna vez has intentado agregar una voz extra a tu armonización a 4 voces? Ésta puede ser un “descant” (una melodía independiente tocada más aguda junto a la melodía básica) en el registro de Solo. También puedes tocar una melodía en el Tenor al tiempo que añades una doble línea de pedal. Otra opción sería ubicar la melodía en el Bajo y tocar una armonización alternativa de la melodía.
  6. Tocar himnos a 6 voces. Si quisieras un verdadero desafío tanto en tu ejecución del pedal como en tus habilidades de armonización, puedes tocar 2 voces en la mano derecha, 2 voces en la izquierda y 2 voces en el pedal. La melodía del himno puede ser ubicada tanto en la voz más aguda como en la más baja, para que resulte más prominente.

Prueba cualquiera de los métodos anteriores cuando prepares tu próximo servicio. Si lo haces bien, te sorprenderá cuán complacida quedará tu congregación por tu ejecución. Recuerda que algunos de ésos métodos requerirán de considerable tiempo de práctica, así que planéalo en consecuencia y sé paciente para obtener mejores resultados.

Un gran recurso para tocar himnos es “Art of Hymn Playing de Charles E. Callahan”. Contiene 250 Introducciones, Preludios, Acompañamientos libres y Armonizaciones alternativas. Las piezas van desde 2 voces hasta las más complejas. Está planeada como una guía progresiva para la ejecución de himnos.

      A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.

¿Cómo memorizas la música de órgano?

 Es traducción. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt – 20/Abr/2012

                Tarde o temprano todo organista enfrenta el problema de cuál es la manera más eficaz de memorizar música. Dado que cada persona es diferente, no es sorpresa que todos empleemos diferentes métodos cuando se trata de aprender y ejecutar música de memoria. Descubre los principales enfoques en la memorización de la música de órgano escogiendo las respuestas de la encuesta siguiente que más se asemejen a tu estilo de aprendizaje.

                ¿Cómo memorizas la música de órgano?

  1. Aprendo en fragmentos de 4 compases. Éste es un sistema que el maestro y organista francés Marcel Dupré utilizó en su enseñanza y en su propia carrera como ejecutante. Básicamente debes subdividir la pieza en múltiples fragmentos de 4 compases. Luego memorizas cada compás 1, 2, 3 y 4 separadamente, siempre comenzando en el tiempo fuerte y terminando en el tiempo fuerte del compás siguiente. Repite cada compás tantas veces como necesites para dominarlo.

Luego aprende de a 2 compases: 1-2, 2-3 y 3-4; seguidamente de a 3 compases: 1-2-3 y 2-3-4; y finalmente los 4 compases. Una vez domines éstos 4 compases, sigue con el siguiente fragmento, memorízalo de manera análoga y así sucesivamente.

  1. Aprendo separando las voces y combinándolas. El afamado organista invidente alemán Helmut Walcha era partidario de éste método. Es una técnica particularmente valiosa para aprender música de órgano polifónica, tal como fugas, preludios corales barrocos, música de Bach, etc.

Primero aprendes el soprano, contralto, tenor y bajo separadamente desde el principio hasta el fin. Luego memorizas combinaciones de 2 voces: Soprano-contralto, soprano tenor, soprano-bajo, contralto-tenor, contralto-bajo y tenor bajo; después 3 voces: Soprano-contralto-tenor, soprano-contralto-bajo, soprano-tenor-bajo y contralto-tenor-bajo. Por último toca todas las 4 voces de memoria.

  1. Aprendo memorizando una pieza en fragmentos de 1 compás y luego duplicando su extensión. Con éste método empiezas aprendiendo una pieza parando a cada compás. Luego paras cada 2 compases. Finalmente la aprendes en fragmentos de 4 compases, una frase, 2 frases, una página, 2 páginas y así sucesivamente.

  1. Cualquiera de los métodos de arriba, en función de la dificultad y estilo de la pieza.

  1. No utilizo ningún sistema de memorización en particular. Sólo toco la pieza repetidamente una vez tras otra y de alguna manera la música se graba en mi memoria.
  2. Le temo sobremanera a la memorización y pienso que sólo los genios tocan música de memoria.

Si tu respuesta fue #1, #2, #3 o #4 significa que tienes un sistema de memorización y que el asunto es más una ciencia que un arte para ti. Si tu respuesta fue #5, sospecho que algunas veces te cuesta tocar la pieza de memoria, sin mencionar que también te cuesta el proceso mismo de memorización. Si respondiste #6, pudieras intentarlo y descubrir las fortalezas y limitaciones de cada método comenzando a memorizar hoy mismo una pieza de tu elección. Equiparse con algún  método de memorización te hará la tarea más fácil de lo que crees y también te divertirás en el proceso.

¿Tienes tu método personal de memorizar música? Puedes compartirlo en la sección de comentarios más abajo.

      A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.

6 Pasos para arreglar “Jesús, Alegría de los Hombres” de J. S. Bach para Órgano a 4 Voces.

Es traducción. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt – 17/Abr/2012

                ¿Has intentado hacer un arreglo para órgano de algún aria popular o de una obra coral? Si no, vale la pena intentarlo, no solo porque te divertirás mucho en el proceso, sino porque serás capaz de crear una nueva pieza para órgano que te encantará tocar, y porque aprenderás mucho en el proceso acerca de la obra misma. En el presente artículo describiré cómo hacer un arreglo a 4 voces de la célebre “Jesús, Alegría de los Hombres”, para órgano, en 6 sencillos pasos.

  1. Toma papel pentagramado y traza la clave de sol para la diestra, la clave de Fa para la zurda y la clave de Fa para los pedales. Agrupa los 3 pentagramas en corchetes.
  2. Añade la armadura de la clave (Fa sostenido) y la métrica del compás (3/4).
  3. Escribe la parte del Violín I (diestra) en tresillos con las plicas hacia arriba.
  4. Escribe la parte del Violín II (diestra) con las plicas hacia abajo. Apercíbete de que conforme a la práctica habitual en la época de Bach, en la partitura original ésta parte se anotaba mediante corcheas puntuadas y semicorcheas, las cuales debían tocarse junto con la tercera nota de cada grupo de 3 notas en la voz superior. Cuando las transcribas para la diestra, puedes emplear grupos de negras y corcheas en tresillos.
  5. Escribe la parte del Soprano en la mano izquierda a una octava abajo. Así la melodía coral sonará en el rango del tenor. Ésta sonará bien con un registro de solo, tal como un suave oboe.
  6. Escribe la parte de violonchelo en el pedal, la cual se tocará con registros suaves de 16’ y 8’

                La parte de Violín II se ajustará cómodamente a la diestra. Aunque hay algunos cruzamientos entre los violines, en general, la diestra pueda tocar ambas voces muy fácilmente. Flautas de 8’y 4’ para el registro.

                Puesto que en éste arreglo la diestra toca 2 voces, para algunos con poco entrenamiento, pudiera resultar no tan fácil como pareciera. Si eres un principiante al órgano, recomiendo la versión de 3 voces, la cual también sonará muy bien.  Simplemente suprime  el Paso 4.

                Si quisieras aprender ésta pieza en 10 días, practicando sólo 30 minutos por día, puedes descargar aquí mi arreglo a 3 partes, editado de una forma muy didáctica. Incluye digitación, pedalización, articulación, sugerencias de tempo y  registros, y un detallado plan de práctica paso a paso.

             Luego del proceso de arreglar para órgano ésta fabulosa pieza, conocerás a un nivel más profundo cómo está constituida, lo cual te ayudará a avanzar en el área de la teoría musical.

            Puedes ejecutar tu arreglo a partir de la versión manuscrita o puedes emplear tu programa de notación musical favorito. Escoge lo que te resulte mejor, mas no olvides tratar tu arreglo como a una genuina composición para el órgano cada vez que la practiques e interpretes.

      A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.

Cómo hacer un arreglo a 3 voces para órgano de “Jesús, Alegría de los Hombres” de J. S. Bach.

 Es traducción. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt – 16/Abr/2012

                Uno de los movimientos más populares de las Cantatas de J. S. Bach es el célebre “Jesús, Alegría de los Hombres”. Ésta obra fue compuesta originalmente como la parte coral de la Cantata No. 147 (“Corazón, Boca, Obra y Vida”), a ser cantada al término de las partes I y II. A muchos organistas les encanta tocar ésta obra en bodas y otras ocasiones festivas. Debido a su popularidad tiene muchas versiones disponibles para órgano, mas no necesariamente se adecúan a ti. En el presente artículo te mostraré cómo arreglarla a 3 voces para órgano, lo cual sonará muy bien y será confortable de tocar.

                Antes de hacer el arreglo, debemos familiarizarnos con la instrumentación orquestal. Viendo la partitura original notamos que la obra se escribe en 9 pentagramas. El coral armonizado es ejecutado por el coro a 4 voces SATB, el cual en la época de Bach también pudo haber sido cantado por los 4 solistas. La voz de Soprano es reforzada por la Trompeta en Do.

                La línea del bajo está a cargo de al menos 5 ejecutantes: Bajo vocal, violonchelista, clavichembalista (u organista), contrabajista y quizás un fagotista. El bajo vocal participa en las frases del coral. Podemos imaginar al propio Bach tocando el clave o el órgano y dirigiendo al mismo tiempo. Habría estado tocando la línea del bajo en la mano izquierda y añadiendo acordes o alguna elaborada voz solista, derivada del bajo continuo, en la mano derecha. El contrabajista tocaría la parte del violonchelo a una octava inferior (al nivel de 16′).

                Las 3 partes instrumentales están previstas para 2 violines, viola y también 2 oboes que doblan al Violín I. El violista tendría que tocar de la clave del contralto. Observa que la métrica del Violín I es de 9/8, mientras que a las otras voces les corresponde 3/4. Esto se hace probablemente para evitar tresillos en Violin I.

                Como puedes ver se trata de todo un ensamble de al menos 14 personas. Con el fin de hacer una versión para órgano de ésta pieza, hemos de decidir cuáles partes son más importantes, porque obviamente no podemos tocar al órgano todas las partes al mismo tiempo. Hay 3 líneas importantes en ésta composición: La melodía coral, el Violín I que toca ritornellos orquestales y el violonchelo que provee la fundación armónica.

                Tocando ésas 3 partes en sendas divisiones pudiéramos hacer una muy agradable y satisfactoria versión para órgano con una textura a trío. La parte Violín I puede tocarse usando combinando los registros de flauta de 8’ y 4’, en la mano derecha. La melodía coral sonaría mejor si se tocase en el rango del tenor (una octava abajo) en la mano izquierda con el registro de Solo, quizás usando un registro suave de lengüeta, tal como un oboe. Podemos llevar la línea del violonchelo en los pedales mediante registros suaves de 16’ y 8’.

                La versión a 3 partes de “Jesús, Alegría de los Hombres” sonará muy bien en el órgano y no será muy difícil de aprender. Sólo asegúrate de tratar éste arreglo como a una verdadera composición para órgano, y practicarla lentamente, con digitación, pedalización, articulación y fraseo correctos. Es mejor practicar repetidamente un segmento corto por vez.

                Si quisieras aprender ésta pieza en 10 días, practicando sólo 30 minutos por día, puedes descargar aquí mi arreglo a 3 partes, editado de una forma muy didáctica. Incluye digitación, pedalización, articulación, sugerencias de tempo y  registros, y un detallado plan de práctica paso a paso.

      A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.