Cómo robustecer la calidad de tu ejecución al órgano.

¿Conoces la diferencia entre una buena ejecución y una interpretación sobresaliente y excelsa? Más aún: ¿Sabes cómo alcanzar ése nivel de una interpretación sobresaliente y excelsa? En el presente artículo te daré 8 consejos sobre cómo robustecer la calidad de tu ejecución al órgano, de modo que avances al siguiente nivel.

  • DIGITACIÓN: Cuando abras una nueva partitura para órgano y quieras comenzar a practicarla, no te precipites a tocarla de principio a fin. Quiero decir, puedes tocarla íntegra una vez para familiarizarte, pero es allí cuando la verdadera práctica comienza. Primero anota la digitación en cada segmento complicado de la pieza. ¿Cómo saber cuándo el segmento es complicado y requiere una digitación estudiada? Tócalo una vez y ve si te equivocas. Si lo haces, detente, regresa, soluciónalo y anota la digitación más eficaz correspondiente.
  • PEDALIZACIÓN: Sugiero que anotes la pedalización en cada nota de la línea del pedal. Es muy importante porque, a diferencia de los manuales, la ejecución del pedalero es comúnmente una tarea completamente nueva que los organistas deben aprender.
  • NOTAS: Con la digitación y pedalización listas, ya puedes comenzar a practicar. Procura que cada nota sea correcta. Algunas veces equivocarás la nota, y en tales casos, es mejor regresar y tocar ése segmento, con las notas correctas, al menos 3 veces seguidas.
  • RITMOS: Asegúrate de que tus valores rítmicos sean correctos en cada compás. Esto no es tan difícil en pasajes con ritmos claros, más cuando encuentres algunas dificultades, tales como síncopas, notas punteadas, dosillos, tresillos, ritmos irregulares, cambios de métrica, etc., tienes que redoblar los cuidados para tocarlos correctamente. Es mejor subdividir el compás en sus tiempos y contarlos en voz alta.
  • ARTICULACIÓN: No toques legato todas las notas. Para los músicos que llegan al órgano desde el piano, esto es difícil de seguir en un principio. Verás, tienes que fijarte en el período histórico en el cual la pieza fue creada. Cuando toques una pieza de los períodos Renacentista, Barroco o Clásico, toca con un ligero legato articulado, a menos que el compositor haya dado otra indicación. Cuando la pieza pertenezca a los periodos Romántico o Moderno, habitualmente los compositores indican el tipo de articulación explícitamente. Así que presta atención a cada ligadura, raya o puntillo sobre las notas o bajo ellas y trata de ejecutarlas exactamente según se indica.
  • FRASEO: Si quieres lograr que una interpretación suene natural, incorpora el fraseo. Esto ayuda a alcanzar la sensación de que respiras junto con la música. De hecho, debieras respirar lenta, profunda y conscientemente mientras tocas. Busca en la música las cadencias que revelan los lugares perfectos para el fraseo.
  • TEMPO: Escoge un tempo de recital muy cuidadosamente. Examina la mecánica y las dimensiones del órgano. Evalúa el recinto en que toques y la reverberación. Cuando practiques, escoge un tempo mucho más lento que te evite incurrir en errores.
  • PRÁCTICA: Sé muy sistemático acerca de cómo aprendes música nueva. Es mejor practicar por fragmentos de 4 compases por vez y combinarlos posteriormente. Para la música polifónica procura dominar cada voz aislada, luego combinaciones de 2 voces, 3 voces y sólo al final, la textura completa de 4 voces.

Robustece la calidad de tu ejecución enfocándote en los pasos anteriores, y siguiéndolos concentradamente.  Éste enfoque te ayudará a alcanzar ése nivel de interpretación sobresaliente y excelsa.

      A propósito, ¿quieres aprender mis especiales y poderosas técnicas que me ayudaron a dominar cualquier pieza de órgano hasta 10 veces más rápido? Descarga mi nueva guía gratuita en video “How to Master Any Organ Composition”.

      O si realmente quisieras desarrollar habilidades invencibles para tocar a primera vista, revisa mi “Organ Sight-Reading Master Course”. Completar el material de práctica de éste curso sólo tomará 15 minutos diarios, mas aprenderás a tocar a primera vista, y sin esfuerzo, cualquier pieza musical para órgano.

Es traducción del original fechado el 18/Junio/2012. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt

¿Es extravagante tu ejecución al órgano?

Es importante que tu ejecución al órgano sea natural, porque una exagerada simplemente resulta distractiva y hasta cómica para el oyente. Además el estilo desmesurado tampoco favorece al intérprete. Incluso el instrumento puede resultar estropeado gravemente. En el presente artículo discutiremos las 5 señales más comunes de una ejecución tosca.

1) Tensión en el cuerpo. Cuando tu cuerpo está rígido, los hombros alzados, los dedos y muslos tensos, no puedes tocar de una manera natural. Tu música también suena tensa y tiesa. Cuando sientes tensión en tu cuerpo, se te hace difícil incluso respirar. No podemos relajarnos sin respirar y no podemos respirar sin relajarnos. La respiración natural y profunda es la clave para relajar todo el cuerpo.
2) Aplicar fuerza excesiva en el teclado. Veo a menudo a los organistas incurrir en éste error, el cual procede de sus antecedentes como pianistas. Sienten que mientras más fuerte deba sonar el órgano, más duro deben tocar al teclado, lo cual es absolutamente erróneo, e incluso puede estropear el mecanismo. La manera ideal es mantener un liviano toque “mezzo-piano”. La técnica que ayuda a tocar así es mantener siempre los dedos en contacto con las teclas.
3) Tocar muy fuerte los pedales. Cometen éste error los mismos quienes tocan los teclados con mucha fuerza. Brincan sobre los pedales y los patean con fuerza excesiva, lo cual dificulta controlar la liberación y articulación y puede también estropear el mecanismo.
4) Movimientos excesivos del cuerpo. Muchos músicos cometen ésta falta en ciertos momentos. Se inclinan o reclinan demasiado. No sugiero que el cuerpo deba permanecer tieso. Algo de movimiento está bien, pero demasiado balanceo pudiera restar equilibrio a la ejecución.
5) Demasiados acentos agógicos. Éste error es especialmente manifiesto cuando se toca una pieza breve imaginando que se trata de una gran sinfonía. Cuando la pieza es breve, es ilógico aplicar ritardandos y acccelerandos a cada rato. Además ciertos estilos musicales (antiguos) no admiten alteraciones anti-naturales del tempo.

Recuerda éstas señales de interpretación extravagante cuando practiques o toques hoy tus piezas. Emplea tu cuerpo con naturalidad, sin rigidez, pero sin movimientos superfluos. No golpees las teclas ni los pedales. Mantén los dedos y los pies en constante contacto con las teclas y pedales. Ésta técnica minimiza el esfuerzo y tu interpretación ganará en naturalidad.

      A propósito, ¿quieres aprender mis especiales y poderosas técnicas que me ayudaron a dominar cualquier pieza de órgano hasta 10 veces más rápido? Descarga mi nueva guía gratuita en video “How to Master Any Organ Composition”.

      O si realmente quisieras desarrollar habilidades invencibles para tocar a primera vista, revisa mi “Organ Sight-Reading Master Course”. Completar el material de práctica de éste curso sólo tomará 15 minutos diarios, mas aprenderás a tocar a primera vista, y sin esfuerzo, cualquier pieza musical para órgano.

Es traducción del original fechado el 16/Junio/2012. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt

La Práctica del Órgano: Por Qué No Existen Atajos.

A menudo el organista joven se pone a buscar alguna receta mágica para practicar el órgano, una que lo lleve al nivel experto en poco tiempo. Es decir, quisiera hallar algún método que lo ayude a tocar el órgano, con total seguridad, a la mayor brevedad. En el presente artículo te explicaré por qué no hay soluciones instantáneas ni atajos en la práctica del órgano.

No existe un botón mágico para hacerse virtuoso de la noche a la mañana. Mas, muchos jóvenes tienden a pensar que sí. Muchísimas veces escucho acerca del algún sistema increíble que ofrece ayudarte a tocar el órgano en sólo 2 horas. Esto por supuesto es sólo una treta propagandística, y está muy lejos de la realidad.

La verdad es que nuestra práctica tiene tres aspectos, todos muy ajenos a los atajos:

  1. Calidad. Consiste en la búsqueda de la perfección. Imagina que un maestro (por ejemplo el Sr. Bach) mira por encima de tu hombro. Trata de tocar como si alguien a quien respetases mucho te estuviese escuchando.Si mantuvieras presente ése pensamiento constantemente, ¿te permitirías tocar con una digitación, una pedalización o una articulación descuidadas? ¿Tocarías tu pieza con articulación u ornamentos incorrectos, o por el contrario, tendrías cuidado con cada detalle, corrigiendo cada equivocación? Creo que has captado la idea.

2. Cantidad. Mientras más toques, mejor (con excepciones, desde luego). Se requiere al menos 30 minutos de práctica diaria para comenzar a ver algunos progresos. Si tuvieses tiempo, pudieras practicar durante una hora, o incluso más, aunque las sesiones demasiado prolongadas no son saludables. Trata de reposar 5 minutos de cada 30, aproximadamente.

En general se dice que alguien que busque convertirse en un experto en cualquier área, necesita practicar un mínimo de 10 mil horas. Así, si practicaras 2 horas diarias, el cual es un lapso óptimo en muchos casos, alcanzarás el nivel de experto en unos 5 mil días, o 13,7 años (siempre y cuando sea una práctica de calidad).

Acá no quiero decir que inviertas todo ése tiempo tocando al órgano. Tocar el piano,  historia de la música, entrenamiento aural, teoría musical, armonía, contrapunto, fuga e improvisación se incluyen en ése número total de horas.

3. Consistencia. Practica a diario, o al menos 3 días a la semana. Haz de ello una rutina. Al cabo de un mes se convertirá en hábito. Es decir, cíñete a tu rutina durante un mes y no tardará en convertirse en un placer.

Imagina que tu práctica fuese cual un enorme tren. Mover un tren así tomará una inmensa cantidad de energía, mas mantenerlo en movimiento será mucho más fácil. Por eso es que no te conviene omitir tus sesiones de práctica.

 

Recuerda éstos 3 aspectos clave cuando te sientes ante el órgano. Estoy consciente de que tendrás que poner perseverancia y esforzarte en tu práctica, más si realmente quieres ser bueno en el órgano, te aseguro que valdrá la pena.

A propósito, ¿quieres aprender mis especiales y poderosas técnicas que me ayudaron a dominar cualquier pieza de órgano hasta 10 veces más rápido? Descarga mi nueva guía gratuita en video “How to Master Any Organ Composition”.

O si realmente quisieras desarrollar habilidades invencibles para tocar a primera vista, revisa mi “Organ Sight-Reading Master Course”. Completar el material de práctica de éste curso sólo tomará 15 minutos diarios, mas aprenderás a tocar a primera vista, y sin esfuerzo, cualquier pieza musical para órgano.

Es traducción del original fechado el 14/Junio/2012. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt