Registrando los Preludios Corales para Òrgano de Bach

Considerando la gran predilección de los Preludios Corales para Órgano de Bach entre los organistas, pensé en darte algunos consejos personales acerca de cómo registrarlos. Cuando sabes cómo registrar dichas piezas correctamente, tendrás ventaja sobre alguien que no. Ello se debe a que una adecuada selección del registro incide no sólo en cuan impresionante suena la pieza estilísticamente, sino en cuan bien se escucha el tema del coral entre tu audiencia y con cuanto acierto resaltas el significado del texto del coral. Además los organistas más avezados siempre acentúan las fortalezas del instrumento de turno, no sus debilidades. Así que si quieres que tu interpretación tenga dichos atributos, sigue leyendo.

Tema del Coral en el Soprano. En las piezas para dos manuales, puedes escoger el más suave entre los registros principales de 8’, con trémolo o sin él, que te ayude a resaltar la melodía. Algunas veces doblarlo con un gentil Salicional o un ondulante Unda Maris o Voce Humana producirá un muy delicado efecto. Las voces acompañantes pueden tocarse en el otro manual con una o varias flautas. El pedal suena mejor con suaves registros de 16’ y 8’ de la familia de las flautas. Dependiendo de los grados de equilibrio o volumen puedes emplear un Principal 16’ en lugar del SubBass 16’.

Cuando buscas un registro más colorido puedes tocar el soprano, sea con un solo de lengüeta (Oboe, Krummhorn, con flauta de 8’ o sin ella), sea con una combinación de registros de mutaciones. Una de las soluciones preferidas es emplear el Cornet de 5 filas. Y cuando el Cornet no estuviese disponible puedes tratar de ensamblarlo tú mismo(a), combinando flautas de 8’, 4’, 2 2/3’, 2’ y 1 3/5’. El nivel de volumen que favorezca el equilibrio entre la partes de dicha combinación puede ser ajustado mediante el pedal expresivo, cuando esté presente.

Si el preludio coral es para un único manual, tienes varias opciones, dependiendo del carácter, desde una flauta de 8’, dos flautas de 8’ y 4’, y todas las combinaciones de Principales, tales como Principal 8’, Principal 8’ y 4’, Principal 8’, 4’ 2’ y así hasta llegar al coro principal completo, con mixturas y la lengüeta de 16’ en el pedal.

En una obra manualiter un registro más exótico y no obstante más colorido sería un único registro de lengüeta, tal como una Vox Humana 8’ o incluso una Trompeta 8’. No desestimes el vigor de una Flauta 4’ cuando el preludio coral tenga un carácter vivaz y liviano.

Tema del Coral en el Contralto. La versión del preludio coral “Cristum wir sollen loben schon”, BWV611, puede tocarse con Principal 8’ o Principal 8’ y 4’. Existe la opinión de que el coral puede tocarse en un manual separado, mas parece que Bach compuso la pieza intencionalmente, de tal forma, que la polifonía obstruiría la audición del tema. La parte del pedal pudiera tocarse mediante Principales de 16’ y 8’, pero unos pocos compases finales, a base de doble pedal, sugerirían que el Principal 8’ bastaría acá. 

Tema del Coral en el Tenor. La solución más frecuente en tales preludios corales es emplear la Trompeta 8’ para la melodía (sea en la mano izquierda o en el pedal). Las voces acompañantes agudas suenan bien con Principal 8’ o Principal 8’ y 4’ y el bajo necesitará basarse en 16’. Cuando se toca en el pedal ésta parte, suena muy bien con Principal 16’ y 8’. Lo mismo puede decirse de la versión en que dicha parte es tocada por la mano izquierda. Más aún, con frecuencia la parte veloz y movida del bajo suena impresionante si se toca con una lengüeta de 16, tal como Fagotto 16’, con la mano izquierda.

Tema del Coral en el Bajo. Los preludios corales que presentan el tema en el bajo se tocan habitualmente con la registración del coro completo de principales más mixtura, y lengüetas en el bajo. Ya traté éste tema en el artículo acerca de “la registración de obras de Bach de formato libre” (preludios, fugas, fantasías y tocatas), así que podrías consultarlo ahora.

Al decidir acerca de la registración, siempre recomiendo que le des un vistazo al texto original del coral en alemán, y procures una traducción al castellano, si la requieres. Con la lectura de la letra serás capaz de apreciar mejor el carácter de la pieza, y ello influirá en tu decisión para determinar la registración óptima.

Existen muchos consejos y asesoramiento acerca de la registración de los preludios corales de Bach, mas la lista precedente puede servir como una buena introducción. Si quisieras un tratamiento más completo y detallado de éste tema, con citas de fuentes contemporáneas,  recomiendo encarecidamente “La Registración de la Música de Órgano del Barroco”, de Barbara Owen.

A propósito, ¿quieres aprender mis especiales y poderosas técnicas que me ayudaron a dominar cualquier pieza de órgano hasta 10 veces más rápido? Descarga mi nueva guía gratuita “Organ Practice Guide”.

¿O quisieras aprender a improvisar en el estilo de Bach? Entonces te sugiero que revises mi mini-curso de 9 días “Keyboard Prelude Improvisation”.

Es traducción del original fechado el 24/Octubre/2012. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt

Registrando las Composiciones de Forma Libre para Órgano de Bach

                En el presente artículo explicaré mis elecciones personales en lo que concierne a las obras de forma libre, para órgano, de Bach (Preludios, Fugas, Fantasías y Tocatas). Es importante saber cómo escoger la registración en tales casos, ya que un uso inteligente de los recursos del órgano contribuirá muchísimo al impacto general de tu interpretación. Por el contrario, si tocases bien, pero no conocieses cómo registrar ésas piezas, el resultado podría ser muy decepcionante. Para ilustrar mi punto, he escogido tratar la registración para el Preludio y Fuga en Do mayor, BWV 547.

                Cada vez que toco ésta obra, o una similar, no basada en material pre-existente, tiendo a usar registración de Lleno. Esto significa básicamente un coro de Principales: En el manual toco con los Principales 8’, 4’, 2 ⅔’, 2’, y así sucesivamente, hasta las Mixturas.

                En los grandes instrumentos a menudo hay más de un registro de Mixtura. En tales casos, probablemente emplearé ambas (la grave y la aguda). Cuando la Mixtura es realmente baja (basada en 4’), es conveniente agregar un Principal 16’ a la parte del manual. En otros casos, el registro de 16’ añade más gravedad al sonido, pero es opcional.

                Cuando toco ésta pieza en el teclado Mayor, acoplo al menos un manual que tenga un sonido brillante (no el teclado expresivo, preferiblemente). En tales casos podría configurar un coro de Principales en ése manual, si estuviese disponible.

                Cuando el instrumento en particular tenga Principales de proporciones estrechas y Mixturas muy agudas, como en un órgano neo-barroco, yo podría agregar Flautas de 8’ y 4’ a la parte del manual. Este recurso usualmente proporciona gravedad al sonido.

                Algunas veces la fuga suena bastante bien con una Trompeta de 8’, la cual pudiera ser una muy buena opción en muchos instrumentos para agregarla al coro de Principales. La Trompeta de 16’ pudiera resultar densa en exceso. Pero ésta es solo mi preferencia particular.

                Aunque los órganos de la época de Bach en la Alemania Central tenían mixturas equipadas con tubos de “Tierce”, algunos organistas agregan un registro de 1⅗’ a la parte del manual. Sin embargo el resultado podría ser algo estridente, así que conviene que escuches atentamente.

                Para la parte del pedal, también emplearía los Principales 16’, 8’, 4’ (si está disponible) y las mixturas.  El registro flautado de 32’ (Principal o Subbass) funciona bastante bien en éste Preludio y Fuga en particular, así que yo podría escogerlo. Al usar lengüetas en el pedal, la primera a añadir es Posaune 16’, y sólo entonces, Trompeta 8’, si hiciera falta. El Clarion 4’ no queda bien en ésta música, así que me lo reservaré para otras piezas.

                Si la parte del pedal requiere de más potencia, comparada con los manuales, yo agregaría el acoplamiento manual-pedal. No obstante hay una tendencia a evitarlo, así que es una opción a emplear tras cuidadosa consideración.

                Ten presente éstos puntos al registrar las obras de forma libre de Bach. Y siempre debes considerar si el instrumento va a funcionar para una obra determinada. Fíjate no sólo en el número de manuales, y en su extensión y la de los pedales, sino en el estilo del órgano.

                 Si también estás tocando los preludios corales de Bach, te recomiendo leer “Cómo registrar los preludios corales de Bach”.

                Aunque se ha dicho que las obras para órgano de Bach suenan bien en cualquier clase de instrumento, probablemente yo no las tocaría en un órgano de genuino estilo Romántico (con sus excepciones, por supuesto). Tocaría allí piezas románticas y modernas, y reservaría las piezas de Bach para otro instrumento.

                Si tuvieses acceso a un órgano de grandes dimensiones, con frecuencia estarías tentado a emplear la mayor cantidad de registros, con el fin de tocar muy fuerte. Mas, tu preocupación no debe ser cuan fuerte suena el preludio y fuga, sino cuan claramente se escucha la polifonía. Recuerda que, incluso en un instrumento de 3 o 4 manuales, no necesariamente debes emplear todos los registros y acoplamientos. Muchas veces un coro puro de principales, sin acoplamientos,  e incluso sin mixtura alguna, pero con el Posaune 16’ en los pedales, sonará maravillosamente.

Si quisieras un tratamiento más completo y detallado de éste tema, con citas de fuentes contemporáneas,  recomiendo encarecidamente “La Registración de la Música de Órgano del Barroco”, de Barbara Owen.

A propósito, ¿quieres aprender mis especiales y poderosas técnicas que me ayudaron a dominar cualquier pieza de órgano hasta 10 veces más rápido? Descarga mi nueva guía gratuita “Organ Practice Guide”.

¿O quisieras aprender a improvisar en el estilo de Bach? Entonces te sugiero que revises mi mini-curso de 9 días “Keyboard Prelude Improvisation”.

Es traducción del original fechado el 23/Octubre/2012. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt