4 consejos para tocar “Te invoco, Señor Jesucristo” de Bach en el órgano.

 Es traducción. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt – 24/Feb/2012

      Uno de los preludios-corales para órgano mejor conocidos de J. S. Bach es “Te Invoco, Señor Jesucristo”, BWV639. Está incluido en el Librito de Órgano, o Das Orgelbüchlein. Es único entre las composiciones de ésta colección porque está escrito en una textura a 3 voces con el coral en la voz soprano. Aunque contiene 3 partes muy independientes entre sí, el tempo relativamente lento y la parte del pedal amable y pulsátil lo hacen accesible para organistas de modestas capacidades. De hecho, pudiera constituir un ejercicio perfecto de coordinación entre manos y pies. En el presente artículo, te daré 4 consejos para tocar “Te invoco, Señor Jesucristo” en el órgano.

DIGITACIÓN.

      La regla principal para escoger la digitación óptima para la mano izquierda es la de aplicar digitación arpegiada. Los arpegios en la posición fundamental se tocan usando los dedos 5-3-2-1. Cuando la tercera es mayor entre las 2 notas inferiores, tal como en La bemol-Do, toca 5-3. Cuando la tercera es menor, tal como en Fa-La bemol, toca 5-4. Los acordes de la primera inversión se tocan con la digitación 5-4-2-1, mientras que 5-3-2-1 se adapta mejor para la segunda inversión.

      Trata de evitar el uso del pulgar en las teclas bemoladas en la parte de la mano derecha. Sin embargo, no siempre será posible evitarlo porque la tonalidad de éste preludio-coral tiene 4 bemoles. Toca los ornamentos de la mano derecha empleando la digitación 4-3.

PEDALIZACIÓN.

      Como en la mayoría de las composiciones barrocas, aplica sólo la pedalización con punta de pie. Considerando que la línea del bajo es pulsátil, no siempre será factible emplear la técnica de puntas alternadas. La excepción está en los compases 4, 8 y 14, donde la pedalización alternada derecho-izquierdo funciona bien. El pasaje descendente con notas repetidas de los compases 11 y 12 puede ser acometido como un pasaje del tipo escalas, y tocarse con puntas alternadas. Toca con el mismo pie las notas repetidas y las que cambian de dirección.

ARTICULACIÓN.

      Aunque para la música barroca se emplea tradicionalmente el legato articulado, puedes ver los ligados cada 4 notas en la parte de la mano izquierda. Ésta articulación legato es original y deberías tratar de tocar todas las 4 notas legato. Asegúrate de que haya delicadas pausas entre los grupos de notas. Toca todas las notas con una articulación leve en la parte de la mano derecha y en los pedales, excepto en el compás 3, donde la appoggiatura del soprano debe ligarse.

ORNAMENTOS.

      Los ornamentos deben tocarse comenzando por la nota superior. Debido a que es una pieza muy gentil y expresiva, no aceleres los ornamentos y no permitas que suenen virtuosistas. Procura mantener el carácter íntimo y elegante incluso en las notas veloces. No toques los ornamentos automáticamente en el ritmo exacto. Sonarán más naturales si prolongas la nota inicial del trino o del mordente y apresuras un poco las notas restantes.

      Cuando quieras más información sobre cómo tocar los ornamentos en la música barroca, un recurso invalorable es “Performing Baroque Music”, de Mary Cir, el cual recomiendo encarecidamente.

      Aunque mantener presentes en la mente los 4 consejos previos requiere mucha paciencia y atención a los detalles, los resultados serán grandiosos, porque podrás tocar “Te Invoco, Señor Jesucristo” con precisión, claridad y seguridad.

       A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.