8 Pasos para Arreglar una Canción para el Órgano.

      ¿Acaso tienes una canción favorita y quisieras poder tocarla en el órgano? Para lograrlo debes crear un arreglo para órgano, adaptando la canción a la textura del instrumento. En el presente artículo te mostraré 8 pasos para hacer un arreglo para órgano de una canción.

  1. Escribe la melodía de la canción en un pentagrama. Puedes basarte en una grabación de la canción o en la partitura original.
  2. Armoniza la canción a 4 voces, manteniendo la melodía en el soprano. Preserva las armonías y acordes originales o elabora tu propia armonización. Para ser capaz de armonizar una melodía, es requisito conocer los principios básicos de la armonía y de la conducción de voces.
  3. Para mayor variedad incorpora una figuración en el acompañamiento. La figuración puede ser melódica, o rítmica, o ambas. Buenos ejemplos de figuración pueden ser un arpegio, y un pasaje de escalas basadas en acordes. También puedes agregar melodías no afines al acorde, tales como melodías de paso diatónicas o cromáticas, notas vecinas, appogiaturas, etc.
  4. Coloca la melodía en el tenor. Un arreglo interesante tendría la melodía en la voz de tenor, tocada con la mano izquierda, mientras la derecha toca el soprano y contralto. El bajo quedará a cargo de los pedales.
  5. Anota la Introducción, los Interludios y la Conclusión. Puedes hacerlo basándote en el original o creándolos tú mismo. Tu arreglo estaría incompleto sin éstos elementos estructurales de la composición. Como antes, emplea las armonías originales o crea las tuyas propias.
  6. Anota los registros. Considera éste punto cuidadosamente y piensa en cuáles registros pueden resaltar mejor la melodía. Con la melodía en la mano derecha, lengüetas más suaves y combinaciones de registros y mutaciones sonarán muy bien. Para una melodía en la mano izquierda emplea una lengüeta. Resuelve el acompañamiento con registros más suaves, como las flautas.
  7. Agrega la dinámica. Una vez que la armonización, figuración, introducción, interludios y final están terminados, anota la dinámica apropiada. Ten en cuenta el punto culminante de la canción, el cual suele estar en el segmento más sonoro de la pieza.
  8. Anota el fraseo. Tu arreglo deberá tener también marcas del fraseo. Son las líneas que conectan varios compases en una frase. Usualmente los signos para el término de una frase son un signo de pausa (cesura), un silencio, una nota larga, repetición de figuras rítmicas, cambio en la textura, cambio en la dinámica, etc.

      Emplea los pasos anteriores para crear tu propio y único arreglo de una canción de tu elección.  Con certeza te divertirás y aprenderás muchas cosas en el proceso. Con el arreglo acabado, podrás impresionar a tus amigos y familia aprendiendo a tocarlo en el órgano.

      A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.

Es traducción del original fechado el 17/Mayo/2012. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt