Cómo Armonizar un Himno en 7 Fáciles Pasos.

      ¿Te gustaría ser capaz de componer acordes que combinen bien con tu himno favorito?  Para armonizarlo a 4 voces deberás conocer primero las reglas básicas de la armonía y de la conducción de voces. En el presente artículo te mostraré 7 pasos que pudieras seguir para la armonización a 4 voces de cualquier melodía sacra.

  1. Escribe la clave aguda en el pentagrama superior y la clave del bajo en el pentagrama inferior. Incorpora la armadura de la tonalidad y la métrica.
  2. Anota la melodía, con las plicas hacia arriba, en el pentagrama superior. Ésta será la voz soprano en tu armonización.
  3. Determina la tonalidad del himno. Fíjate en la armadura y en la última nota de la melodía. Normalmente la melodía acaba en la tónica (1ro, 3ro o 5to grado de la escala de la tonalidad base).
  4. Encuentra el punto de cesura (la pausa) y destácalo con una “v”. Habitualmente se le localiza tras los primeros 4 compases.
  5. Determina cuáles serán los mejores acordes para cada tiempo de la melodía. Escógelos de entre los 3 acordes más importantes: Tónica (una triada construida sobre el 1er. grado de la escala), Subdominante (triada construida sobre el 4to. Grado) o Dominante (tríada construida sobre el 5to. Grado). También puedes escogerlos de entre otros acordes que conozcas.
  6. En el pentagrama inferior escribe la línea del bajo sobre ésos acordes, con las plicas hacia abajo. Puedes mejorar un poco la fluidez de ésta línea empleando la 1ra. Inversión del acorde. Procura casi siempre un movimiento contrario a la línea del soprano.
  7. Escribe las 2 voces intermedias faltantes. Contralto en la clave aguda, con las plicas hacia abajo, y Tenor en la clave del bajo con las plicas hacia arriba. Guarda el desarrollo adecuado: Dejar estacionarias las notas comunes de los acordes y mover un tono las otras notas.

      Otra manera de conectar 2 acordes es el movimiento contrario con respecto al bajo. Aquí las voces se mueven hacia las notas más próximas del siguiente acorde. Evita el cruce de voces, intervalos consecutivos de unísonos, quintas y octavas y formar una quinta u octava en movimiento paralelo a partir del acorde previo. El mayor intervalo entre las 3 voces superiores es de una octava, mientras que la distancia entre bajo y tenor puede ser de una octava y media.

      Emplea hoy mismo los pasos anteriores para armonizar tu himno favorito. Una vez completada la armonización, recuerda tocarla al piano, teclado u órgano. Corrige todo error que halles en el camino. Puedes impresionar a tus amigos y familia tocando tu armonización para ellos.

      A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.

Es traducción del original fechado el 17/Mayo/2012. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt