Cómo la atención al detalle te evita cometer errores al tocar el órgano.

 Es traducción. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt – 10/Feb/2012

      Muchos de mis alumnos me consultan sobre cómo pueden llegar a tocar sus piezas de órgano sin errores. Quieren consejos sobre cómo ser capaces de lograr aquel nivel de fluidez tal que puedan sentarse en la banqueta y tocar de modo infalible por un lapso prolongado cualquier composición de órgano que quieran, lenta o veloz, fácil, intermedia o difícil. Saben que es posible porque han escuchado organistas del nivel superior tocar música de órgano con tal impecable técnica que podría llevarse directamente a una grabación en CD. Sin embargo, saben que muy pocos llegan tan lejos en la ejecución del órgano. Tocar a éste nivel implica más que dominar una pieza. Requiere una actitud y predisposición mental especiales. En el presente artículo me gustaría revelarte las técnicas que podrían ayudarte a eliminar los errores en tu ejecución del órgano.

      Alguien me platicó años ha sobre la diferencia entre una ejecución buena y una estupenda. Cuando escuchas a un buen organista tocar algo agradable al órgano, todo parece sonar bien. Pudiera haber algunos errores diminutos insignificantes, pero, en general, la ejecución es de tu agrado. Sin embargo, cuando escuchas a un ejecutante de clase mundial, hay algo más en su ejecución. Es difícil expresar ésa sensación en palabras, pero percibes ésa claridad absoluta y el sentido de precisión y perfección.

      Si alguna vez tuvieras la ocasión de escuchar una ejecución así, probablemente entenderías lo que quiero decir. No hablo sobre la infinidad de maravillosas grabaciones en CD que a todos nos encanta escuchar, puesto que la mayoría de las veces están editadas, mejoradas y algunas veces no necesariamente reflejan la verdadera habilidad del organista. Hablo acerca de los conciertos de órgano en vivo, esos eventos inolvidables cuando simplemente te maravillas ante la maestría del ejecutante.

     Invariablemente, la verdadera diferencia entre una buena ejecución y otra estupenda es la atención al detalle.  Un(a) organista de primera sabrá exactamente por qué tomó determinada decisión en algún pasaje de la pieza. Nunca deja nada al azar. En cualquier momento de la pieza dan cuenta del razonamiento exacto acerca de las elecciones de digitación y pedalización, sobre la exactitud rítmica y melódica, sobre el fraseo y la articulación, la elección de registros, y la estructura formal y armónica de la pieza. Simplemente prestan una atención tan meticulosa a cada detalle, los cuales, en cambio, nosotros damos por sentados.

      De modo que si seriamente quieres capacitarte para tocar sin errores, recomiendo reflexiones acerca de éstos aspectos precedentes. Aún más, una vez que estés seguro acerca de tus decisiones durante tu práctica, debes intentar lograr esos aspectos mediante la práctica. Dicho de otro modo, no es suficiente saber por qué estás tocando ése segmento en particular con tal digitación y pedalización, articulación, ornamentación o registro. Debes armonizar todas éstas cosas con práctica dedicada e incesante. Acostúmbrate a preguntarte “¿Suena como quiero?”, o “¿por qué toco éste segmento de ésta manera particular?”.

      Responderte ésas preguntas y a la vez practicar con atención al detalle te capacitará a progresar a tal nivel que la tarea de tocar sin errores parecerá insignificante. En lugar de ello, lo que buscarás será expresar las intenciones del compositor al máximo de tus habilidades. Y tendrás los recursos para hacerlo. Recuerda, el profesionalismo no es necesariamente el status financiero de alguien, sino que puedes pensarlo en términos de actitud. Puedes tocar como un verdadero profesional, con absoluta precisión y claridad, una simple Invención a 2 voces o una majestuosa fuga a 5 voces. El nivel de complejidad no importa. Lo que importa es la atención al detalle.

       A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.