¿Cómo leer música sin mirar el teclado? Parte I

 Es traducción. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt – 26/Ene/2012

      Con frecuencia mis alumnos de órgano me preguntan cómo pueden tocar órgano sin mirar hacia sus dedos. Éste es un problema corriente enfrentado en las etapas iniciales de la carrera de organista. Primero, permítaseme decir que no siempre es una mala idea mirar hacia el teclado. Si tocas piezas de memoria, hacerlo es natural. ¿Adónde más deberías mirar en ausencia de una partitura? Más en general, si empleas la partitura en el atril, es mejor mirar las notas escritas (al menos la mayor parte del tiempo). Tocar con la partitura desarrolla tu capacidad para leer a primera vista. No obstante, hacerlo mirándote los dedos, retardará tu progreso al menos en un área específica: Conocer y sentir tu teclado. Esto es crucial si realmente quieres ser un buen lector a primera vista. Sin ésta capacidad, la tarea de leer música a primera vista en un tempo rápido se dificultará demasiado. En el presente artículo, me gustaría compartir contigo mis recomendaciones personales de como aprender a tocar con la partitura sin mirar el teclado.

      Es oportuno que comprendas por qué los principiantes de órgano (y de piano) siempre tienden a mirar hacia abajo. Verás, cuando comenzamos a tocar un instrumento, no conocemos dónde se ubica cada nota en el teclado. Además, usualmente somos también lentos en leer las notas. Todo esto propicia que tendamos naturalmente a mirar qué es exactamente lo que estamos presionando. Sólo piensa en cómo aprendiste a teclear en el computador. A menos que hayas sido entrenado en mecanografía, probablemente solías teclear con solos dos dedos. No sabías, ni recordabas, dónde se hallaba cada letra o carácter en el teclado del computador. Por consiguiente  mirabas constantemente al teclado y a la pantalla. Ahora bien, si hubieras tenido mucha más experiencia en mecanografía, habría sido suficiente para ti mirar a la pantalla casi todo el tiempo.

      Similarmente, al leer música tendemos a mirar hacia los dedos. No obstante, para facilitar tu progreso, intenta resistir la tentación de mirarte los dedos. Dicho de otro modo, oblígate a no mirar hacia abajo. No te desalientes si tocas las notas erradas, sólo recuérdate que desarrollar ésta habilidad toma tiempo. Fíjate, los dedos tienen la capacidad de memorizar la distancia entre las teclas. Siempre y cuando practiques con regularidad y resistas la tentación de mirar hacia el teclado, al cabo de unos escasos meses, ya comenzarás a sentir la diferencia en tu progreso.

      Desarrollar ésta capacidad requiere tiempo. Los grandes organistas ciegos, como Louis Vierne, Jean Langlais, Helmut Walcha y muchos otros han sido capaces de dominar éste complejo arte. Si ellos, siendo invidentes,  alcanzaron ése nivel, obviamente nosotros tenemos una oportunidad también. Sólo requerimos tener paciencia y practicar con regularidad. Espero que comprendas que no hay una manera mágica de aprender a leer a primera vista de la noche a la mañana. La cantidad de tiempo requerida para ver un avance varía de una persona a otra, mas pienso que si inviertes 30 minutos diarios durante 3 meses, practicando lectura a primera vista sabiamente (más sobre ello en la Parte II), comenzarás a ver unos cambios realmente significativos. En 3 meses acumularás más de 44 horas de práctica. ¿No crees que te harías mejor en ésta habilidad si tuvieses 44 horas de práctica a tus espaldas? Compáralo con conducir un vehículo. Tras 44 horas de práctica, aún estaremos en el nivel básico, mas ciertamente ya no seremos unos novatos. Creo que en mi país se requieren 30 horas de manejo con el instructor antes de presentar el examen. En todo caso, ya te hiciste una idea. Sólo mantente practicando tu música al órgano, adhiérete a ello durante 3 meses, e ingresa al siguiente nivel al cabo.

      El presente artículo continúa en la Parte II. Allí hallarás más consejos sobre cómo ser mejor en lectura a primera vista sin mirar hacia los dedos.

      A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.