¿Cómo hacer los cambios de teclado con exactitud en el órgano? – Parte I

 Es traducción. Publicada con permiso del autor, Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt – 22/Ene/2012

      Mucha de la música para órgano está escrita para más de un teclado.  Muy a menudo están prescritos en la composición cambios de manual que pueden ser arduos de ejecutar con exactitud. El organista puede tocar la tecla equivocada, por ejemplo, especialmente en las etapas iniciales del aprendizaje. Es especialmente arriesgado cuando se salta sobre dos o más teclados. Como en cualquier otra habilidad en el arte del órgano, se requiere una planeación y práctica cuidadosas para lograr exactitud en los cambios de teclado. Hoy me gustaría darte unos consejos que te ayudarán a evitar tocar las teclas erróneas al hacerlo.

      Marca los cambios de teclado en la partitura. Aunque puede ser tentador tener una partitura pulcra, siempre es mejor anotar los cambios de teclado en ella, sin importar cuán obvio pueda parecer. Anota no sólo el símbolo gráfico, sino también cual teclado vas a usar. Por ejemplo, si la mano derecha debe pasar del primer teclado al segundo, anota la separación exacta de los teclados mediante una línea. Además, en el lugar exacto de la partitura donde el cambio de teclado deba tener lugar, anota “II”. De verdad esto es necesario para evitar confusiones al ejecutar la pieza en público, al menos hasta que tengas más experiencia de ejecución.

      Permanece próximo a los teclados al hacer la transición. Una vez que conozcas el lugar donde se produce el cambio, asegúrate de levantar tu mano, o manos, lo mínimo posible sobre los teclados. La altura entre ellos es de unos 5 cms ( a veces más), de modo que tu mano debe desplazarse significativamente para alcanzar el otro teclado. Incluso eso es más obvio al desplazarse del 1er teclado al 3ro., o viceversa. Por ejemplo, la altura entre los teclados de mi órgano es 6,7 cms (cuando se pulsa una tecla en el teclado inferior). Incluso es mayor cuando  debo alcanzar el 2do. teclado diagonalmente -unos 10 cms. Recuerdo haber estado en un gran apuro practicando la última página del “Motto Ostinato de la Música Dominical” de Petr Eben (el más importante compositor checo del siglo XX). Éste episodio en particular tiene saltos frecuentes sobre los 3 teclados, lo cual produce un efecto de eco asombroso en el órgano. Logré dominarlo con exactitud sólo cuando permanecí próximo al teclado.

      Practica despacio. Si hubiera un sólo punto de la mayor importancia acerca de la precisión en los cambios de teclado, es practicar despacio. Ésta hace una gran diferencia en un punto difícil. Trata de vencer la tentación de tocar piezas técnicamente arduas en tempo de concierto con frecuencia. Mediante la aplicación de “cámara lenta” durante tu práctica, serás capaz de controlar tus movimientos mucho mejor. Verás: En las etapas incipientes del aprendizaje del órgano, los movimientos de tus manos no son todavía precisos y un tempo medio o rápido no ayuda en absoluto.  De hecho, debes adoptar aquel tempo que no produzca ningún error, o casi ninguno, y que sientas cómodo.  Fue precisamente practicar despacio lo que me ayudó a dominar la referida página del Motto Ostinato.

      Practica repetidamente. Cuando logres dominar correctamente ése punto arduo de cambio de teclado, no te conformes con hacer sólo un intento correcto. Por el contrario, practica ése episodio reiteradamente, 10 veces o más, hasta que se haga automático. Trata de alcanzar el nivel  de tocarlo con precisión y exactitud al menos 3 veces seguidas. Esto significa que si lo tocas correctamente 2 veces, y fallas a la tercera, tienes que reiniciar el conteo desde el principio. Sé por experiencia personal cuán frustrante puede ser esto algunas veces. No te desalientes por tus errores. Ellos sólo indican que necesitas adoptar un tempo más lento. Si perseveras hasta hacer automáticos los cambios de teclado, oportunamente estarás listo para tocar la pieza con seguridad.

      El presente artículo continúa en la Parte 2. Si hallas la Parte 1 provechosa, recomiendo que leas la segunda parte también, porque habrá consejos incluso más útiles allí.

            A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.