¿Cómo sentarse correctamente en la banqueta del órgano?

Publicado con el permiso del autor Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt 

Es traducción del original en inglés del 23/Nov/2011.

      Debido a que el órgano tubular es el más complejo de todos los instrumentos musicales, es lógico que el arte de tocar el órgano sea también muy complejo. Es fácil para el principiante verse abrumado por la diversidad de detalles, tales como articulación, registro, notas correctas, ritmo, digitación y uso del pedalero. No obstante, lo primero que el organista incipiente debe hacer es aprender a asumir la postura correcta al sentarse en la banqueta del órgano.

      Así, ¿cómo se sienta uno en la banqueta? Nos sentamos a la mitad de la banqueta*, cuya altura debe ser tal que los pies rocen levemente el pedalero. Sin presionar los pedales, sólo acariciándolos.

      Ubica la banqueta en posición exactamente paralela a los teclados. He visto a gente ubicar la banqueta de modo tal que el lado izquierdo queda más lejos de los teclados que el lado derecho. Alegan que es más confortable así porque el pie derecho hace la mayor parte del trabajo con el pedal expresivo.  Eso no es correcto. Al ubicar la banqueta en ésa posición, cuando uno se sienta, el cuerpo  queda en posición desviada, no frontal, y es obligado a estirarse del lado izquierdo. Con el tiempo ésta forma de sentarse puede causar problemas de salud. Así que es mejor cuando la banqueta queda en forma paralela a los teclados.

      La distancia de la banqueta a los teclados debe ser tal que las puntas de los pies casi rocen los pedales bemolados. A propósito, esto es muy útil a la hora de tocar los pedales correctos. Si los pies rozan los bordes de los pedales  bemolados, se percibirá su disposición en grupos de dos y de tres. Los amplios espacios entre el Si bemol y el Do sostenido, y entre el Re sostenido y el Fa sostenido, indicarán dónde están exactamente los naturales Si y Do, Mi y Fa. Esto ayuda a familiarizarse con el pedalero.

      Al sentarte en la banqueta, trata de mantener enderezada la espalda, los hombros caídos y relajados, respira normalmente. Los brazos deben situarse cercanos al cuerpo. Sin embargo, no es infrecuente que la gente con alguna experiencia pianística mantenga un poco separados los brazos a los costados. Aunque ésta postura pueda funcionar en el piano, no es realmente correcta en el órgano. Es así porque muchas piezas para piano requieren amplios saltos para ambas manos. Por lo tanto los brazos pueden no permanecer cerca del cuerpo sino que deben alistarse para los saltos. Mas, en la música de órgano los saltos se hacen principalmente de un teclado a otro. En consecuencia, los codos deben permanecer próximos al cuerpo.

      A propósito, ¿quieres aprender sobre mis poderosas técnicas especiales que me ayudan a dominar cualquier pieza de órgano hasta 10 veces más rápido? Si es así, carga mi video Organ Practice Guide.

***Fin***

*Nota del Traductor: El Prof. Pinkevicius se refiere a sentarse en la mitad de la banqueta más cercana al órgano.