¿Cuál es el secreto de una buena técnica de pedal en el órgano?

 Es traducción. Publicada con permiso del autor Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt – 23/Dic/2011

      Tocar los pedales del órgano puede ser una tarea desafiante. Todos esos pasajes de movimientos veloces con nuestros pies pueden ser problemáticos de tocar para el organista y también puede resultarle frustrante aprender complicadas frases de pedal. Mas, existe un secreto para superar las partes de pedal retadoras y desarrollar una técnica de pedal soberbia.

      Quizás el más famoso organista del siglo XX, el francés Marcel Dupre, una vez escribió que el secreto de una técnica de pedal perfecta radica en la flexibilidad del tobillo. Aquí me gustaría contarte un breve relato acerca de Dupre de cuando era un adolescente. Naturalmente el relato tiene que ver con la técnica de pedal, como verás.

      En su juventud Dupre solía practicar muchísimo en el piano. De hecho las primeras piezas pianísticas que él aprendió fueron una colección llamada “ABC Musical”. Consistía de tantas piecitas breves como letras hay en el alfabeto. Y Dupre las aprendió todas durante un verano.

      Cuando comenzó a tocar el órgano, una vez se cortó una de sus muñecas con un vidrio roto. La herida fue muy peligrosa – a solo milímetros de los nervios principales de la mano. Así, durante algunos meses no pudo tocar el órgano con sus manos. ¿Acaso renunció? No, comenzó a practicar el tocar con los pedales. De hecho, estuvo tan furioso por no poder tocar con sus manos, como lo escribió más tarde, que comenzó a tocar los pedales como represalia.

      A propósito, durante todos esos meses practicó con los pedales escalas y arpegios. Llegó a ser tan bueno con ellos que podía tocar con sus pies cualquier fragmento musical en los pedales. Más tarde en su vida incluso publicó una colección de todas las escalas y arpegios, mayores y menores, como un recurso para que los organistas perfeccionaran su técnica de pedal.

      Naturalmente, todos sabemos cuan buenos son las escalas y arpegios para nuestra técnica digital. Algunos los practican regularmente. No obstante, las escalas con los pedales están subestimadas y no demasiados organistas conocen su real valor: Ayudan a adquirir un tobillo flexible.

      No sorprende por qué los organistas de la escuela francesa desarrollaron una técnica de pedal imbatible. Todos hemos oído de las organistas francesas que tocaban, con tacones altos, frases de pedal increíblemente complicadas, con facilidad y elegancia. Y así es como lograron tal nivel de maestría: Practicaban escalas con los pedales.

      Así, éste es el secreto de cómo alcanzar una técnica de pedal perfecta: Practica con los pedales escalas y arpegios, regularmente, y no tendrás dificultades con tus partes de pedal arduas.

      A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.