Cuál es el secreto para dominar cualquier composición para órgano.

 Es traducción. Publicada con el permiso del Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt – 23/Dic/2011

      En el presente artículo me gustaría tratar el tema de hallar el principio fundamental para practicar y dominar cualquier pieza para órgano. Si conoces dicho principio, o secreto, o método, no tendrás dificultad en aplicarlo a innumerables composiciones de toda índole, independientemente de su nivel de dificultad. Si practicas, aunque prescindiendo de éste secreto, las oportunidades de éxito no son tan elevadas.

      Todo el mundo quiere contar con el método principal de práctica, de manera que pueda ser aplicado a piezas diversas. Pienso que el secreto de ello es simple: Analizar la pieza y practicarla en fragmentos cortos. Te daré un ejemplo: Imaginemos que tomamos una pieza nueva y desconocida. ¿Cómo empezamos a practicarla? Creo que es una buena idea familiarizarse con la pieza tocándola a primera vista en un tempo lento. A medida que la toquemos, debemos tratar de notar ciertas cosas. Primero, fíjate en la forma o estructura de la pieza. Cómo la pieza ha sido ensamblada. Busca especialmente las repeticiones, ya que nos ayudan a percibir la forma de la composición.

      Una vez que conocemos la forma de la pieza, el siguiente paso sería analizar su estructura armónica. Aquí intenta buscar cadencias y contestar la pregunta de cuáles tonalidades son empleadas en la pieza. Una vez conocido el plan armónico, trata de pensar en cómo se relacionan las nuevas tonalidades con la inicial. Por ejemplo, si la tonalidad inicial o central es Do mayor, y la nueva fuera Sol mayor, ello significaría que la relación entre la tonalidad central y la nueva es del  quinto grado de la escala, o dominante.

      Ahora, si has analizado la pieza, y conoces su forma y estructura armónica, puedes comenzar a practicar la música. Trata de recordar cuántos errores cometiste al tocarla por vez primera. Si toda la pieza resultó demasiado complicada, y cometimos más de 3 errores, entonces tenemos que practicarla en fragmentos cortos.

      Podría ser un fragmento de una frase, o de 1-4 compases. A veces incluso eso es demasiado y seguimos cometiendo demasiados errores. En tal caso, pudiéramos tocar cada voz individual de ése fragmento, muy lentamente, para que evitemos cometer errores. Después toca 2 voces combinadas. En el siguiente paso serían 3 voces. Y sólo entonces pudiéramos intentar tocar todas las partes juntas.

      Naturalmente, luego tenemos que tocar también fragmentos mayores (una frase, 2 frases, 3 frases, 4 frases, una página, 2 páginas, etc.). Si primero practicamos fragmentos menores, se volverá natural y fácil. En otras palabras, estaremos preparados para tocar un episodio mayor. Mediante éste método de práctica puedes dominar cualquier composición para órgano.

      A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.