¿Cuáles son las 4 familias de registros del órgano, su construcción, sonido y uso?

 Es traducción. Publicada con permiso del autor Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt – 21/Ene/2012

      Como organistas debemos adquirir la habilidad de usar una eficaz combinación de registros en las piezas de órgano, himnos y acompañamientos corales. Con ése fin debemos familiarizarnos con las cuatro familias de registros, la construcción de los tubos, su sonido y, por último, su uso. Hoy me gustaría compartir contigo algunos conceptos acerca de los registros del órgano.

      Diapasones o Principales. Éstos son el registro principal del órgano. Usualmente los vemos en la fachada del órgano, son los tubos frontales visibles. En los grandes instrumentos, la mayoría de las veces los principales están hechos de metal. No obstante, algunos órganos tienen principales de madera. Los tubos de la fachada se hacen casi siempre de estaño. Los principales internos tienen un gran porcentaje de plomo. Aunque hay una gran variedad de principales, según diversas tradiciones de construcción de órganos, generalmente su sonido es firme y claro. En países como España e Italia los principales contaban con una cualidad de tono vocal cantable.

      Los principales son muy propicios para el acompañamiento de la congregación durante el canto de himnos. Es muy frecuente agregar varios principales de distintas niveles de timbre (16’*, 8’, 4’, 2’, etc, y mixturas) para constituir el registro Órgano Pleno o el Coro Principal. Tal empleo de los principales es la manera estándar de registrar composiciones barrocas que no estén basadas en melodías de coral pre-existentes (preludios, fugas, fantasías, tocatas, chaconas, pasacaglias, etc.). Asímismo, muchas de las obras basadas en un coral pueden tocarse con principales, solos o en diversas combinaciones de registros principales.

      Flautas. Éstos registros se asemejan a varios instrumentos de la familia de las flautas (flauta dulce, flauta travesera, pícolo, etc.). Al igual que los principales, sus tubos pueden construirse tanto de metal como de madera. Su diámetro es usualmente mayor que el de los principales. Por consiguiente producen un sonido más cálido, más intenso. Los tubos de las flautas se construyen con varias formas: Abiertos, cerrados, con chimeneas, cónicos, etc.). La forma del tubo influye decisivamente en el sonido.

     Las flautas se prestan muy bien para la ejecución de música lírica. Sin embargo, piezas de carácter jocoso pueden tocarse eficazmente empleando diversas combinaciones de flautas, incluso registros discontinuos tales como 8’ y 2’. Al igual que los principales, las flautas pueden usarse sin el fundamental de 8’. Las flautas solas de 4’ y 2’ suenan muy alegres. Un dicho entre los organistas declara que incluso en el peor órgano se consigue al menos un registro interesante. Usualmente es una flauta de 4’.

      Gambas. Éstos registros se asemejan a los instrumentos de cuerda, tales como el violín, la viola, el violoncelo, el contrabajo, e incluso la viola da gamba, la cual fue un instrumento muy popular en el Barroco. Los tubos de las gambas tienen mucho menor diámetro que el de los principales. Por lo tanto su sonido es suave, restringido y amable. Se fabrican generalmente de madera, aunque pudiera haberlas de metal también.

      Las gambas son especialmente importantes para la ejecución de música de órgano lánguida, reflexiva, dulce, del periodo Romántico, tales como adagios, plegarias, etc. Cuando el órgano tenga varios registros de gambas, tales como viola, salicional, gamba y otras, todas ellas combinan muy bien juntas. Asímismo es muy común emplear el sonido de la celeste junto con las gambas. Puesto que los registros de celeste se afinan ligeramente hacia el sostenido (y a veces también hacia el bemol), producen un sonido ondulante en combinación con gambas de 8’. Éste sonido se asemeja al efecto del trémulo.

      Lengüetas. Ésta es una familia de registros muy especial. Difieren mucho de los principales, flautas y cuerdas en cuanto a su construcción y en la producción del sonido. Contienen una lámina de bronce, llamada lengüeta, la cual vibra cuando el aire circula por el tubo. El sonido es luego amplificado por resonadores de madera o metal colocados al tope de los tubos.

      Las lengüetas pueden ser de dos clases: Solo y coro. Todas ellas imitan diversas clases de instrumentos de viento, tales como oboe, clarinete, corno francés, dulciana, trompa, trombón, trompeta, tuba y muchos otros. Las lengüetas de solo pueden usarse como un registro único en un teclado o división aparte. Se prestan especialmente bien para la ejecución de corales y composiciones basadas en un coral. Las lengüetas de coro suenan generalmente con más intensidad. Si se mezclan bien con otros registros, podemos usarlas para amplificar el sonido del coro principal, tanto en los teclados como en los manuales.

NOTA: El presente no es de ninguna manera un tratado completo acerca de los registros y su combinación. Es solo un vistazo muy breve y superficial acerca de las familias de registros, para ayudarte a introducirte en el tema del registro del órgano. Si quisieras conocer más, encarecidamente recomiendo “El Registro de la Música de Órgano Barroca”, de Barbara Owen. Como figura en la Revista de la Sociedad Americana de Instrumentos Musicales:  “En éste libro, Barbara Owen ha creado una rica fuente de información histórica engranada con estrategias para interpretar dicha información en los instrumentos de hoy en día”.  La Revista del Siglo XVI también agrega que: “Barbara Owen ha tenido éxito, admirablemente, en destilar tres siglos de práctica en la combinación de registros del órgano, en un volumen de menos de 300 páginas… Todo quien tenga interés en la historia del órgano y de su música… no querrá soslayar éste libro”. Personalmente empleo éste libro como una guía en la mayoría de mis recitales de órgano.

      A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.

*N. del T.: El símbolo ‘ significa pie, la unidad británica de longitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.