Errores al tocar con los pedales del órgano – Parte I

Es traducción. Publicada con permiso del autor Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt – 9/Ene/2012

      Tocar con los pedales es sin duda una de las habilidades más atractivas requeridas en un organista. Con el fin de desarrollar una técnica de pedal de alto nivel uno tiene que practicar la ejecución de los pedales correctamente. Sin embargo, muchos fallan en llevar su técnica al siguiente nivel debido a hábitos de práctica incorrectos. ¿Estás incurriendo en éstos errores comunes tocando los pedales? Continúa ésta lectura para averiguarlo.

      La altura y distancia de la banqueta son incorrectos. Sentarse muy bajo o muy alto en la banqueta formará un hábito de tocar incorrecto. Trata de ajustar la banqueta de modo que tus pies estén rozando y en contacto con los pedales, pero sin pisarlos. La distancia respecto a los teclados debe ser tal que, cuando te sientes normalmente, tus pies casi estén tocando los pedales bemolados. Algunos gustan de ubicar la banqueta diagonalmente con el lado izquierdo más alejado del teclado. Éste no es un hábito correcto y sí muy insano para nuestro cuerpo porque siempre nos sentaríamos algo estirados del lado izquierdo.

      Es una historia completamente diferente con los órganos históricos. Si alguna vez tienes  ocasión de tocar órganos de los siglos XVII, XVIII y XIX, puede que adviertas cuán altas o cuán bajas son sus banquetas. Es como es. Debemos aceptarlo y adaptarnos al instrumento, no  a la inversa. Mas, con los instrumentos modernos a menudo existe la manera de sentarse en la banqueta en una posición conveniente.

      Tocar con el lado externo del pie. Éste es quizás el error más común de todos los que un organista puede cometer. Lo veo una vez tras otra en muchos de mis alumnos también. Repara en tu técnica y fíjate si hay algo que deberías trabajar más. Trata de tocar siempre con el lado interno de tus pies. El contacto se hace con el dedo gordo. Cuando toques con tu talón, también pisa los pedales con su lado interior. Observa que no debes levantar más de lo necesario la parte del pie que no esté tocando. Así evitarás tensiones innecesarias.

      No mantener juntos los talones ni las rodillas. El error previo está relacionado con éste. Cuando tocas con el lado externo de tus pies, tus rodillas naturalmente están orientadas hacia fuera. Al contrario, intenta mantener siempre juntas las rodillas, al menos en los intervalos más cortos. Entonces los talones deben también conectarse y ambos pies moverse como una unidad. Esto es crucial al tocar escalas y otros pasajes veloces de pedal. Desde luego, cuando debamos tocar intervalos más amplios no será posible mantener los talones juntos. En tal caso limítate a tocar con el lado interior de tu pie.

      No anotar la pedalización (N. del T.: El equivalente de la digitación). Muchos encuentran aburrido y un derroche de tiempo la tarea de anotar la digitación y la pedalización. Esto parcialmente pudiera deberse a que sean personas muy buenas en técnica pianística, en cuyo caso anotar la digitación está de más. No obstante, tocar los pedales es por completo una nueva habilidad para todo organista. Aquellos asumen que el que tengan alguna experiencia con el piano no es relevante para su técnica de pedal y que sólo parece una pérdida de tiempo. En realidad hacerlo ahorra muchísimo tiempo, porque una vez que se escribe la correcta pedalización todo lo que tienes que hacer es atenerte a ella. Naturalmente a veces podemos escribir una pedalización incorrecta o inhábil, y entonces debemos cambiarla. Eso está bien. Mientras sepas lo que es correcto, lo que funciona y  lo que no, deberías estar bien. Por cierto, a medida que avances en tu ejecución con los pedales, y del órgano en general, no siempre habrá necesidad de escribir la digitación y la pedalización. Simplemente formarás hábitos correctos de ejecución y serás capaz de tocar directamente.

      Éstos son los errores que muchos organistas cometen al tocar con los pies. Aunque la lista continúa en la Parte 2 del presente artículo.

      He escrito antes acerca del “secreto de una técnica de pedal perfecta“. Fue un artículo sobre las recomendaciones de Marcel Dupre. Pudieras hallar sus sugerencias tan simples como poderosas.

      Si quieres conocer más sobre tocar con los pedales, recomiendo sobremanera estudiar “Organ Technique, Modern and Early”, de George Ritchie y George Stauffer. Éste método tiene un capítulo dedicado al tema de ejecutar con los pedales e incluye muchos ejercicios importantes.

      A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.