Errores al tocar con los pedales del órgano – Parte II

 Es traducción. Publicada con permiso del autor Dr. Vidas Pinkevicius – www.organduo.lt – 10/Ene/2012

      He aquí la parte II de la serie de artículos acerca de los errores comunes en la ejecución de los pedales. Puedes leer la Parte I aquí. Esos errores inhiben el progreso de un organista e inducen hábitos de ejecución incorrectos. La calidad de la música se hace menos buena de lo que podría ser. Por consiguiente, es importante reconocer dichos errores y tratar de corregirlos.

      Usar los talones en la música Barroca. Hay excepciones a ésta regla, pero la tradición es que deberíamos evitar el empleo los talones en la música antigua. Se debe a que los pedaleros de los órganos históricos muy a menudo se construyeron de tal manera que tocar con los talones sería muy problemático. Por ejemplo, los pedales de los órganos clásicos franceses son muy angostos y cortos. Incluso más lo son los pedales renacentistas.

      A propósito, con la técnica de tocar con sólo con las puntas de los pies es mucho más fácil lograr la articulación deseada –legato articulado. No obstante, no a todo organista se le enseña de ésta manera, incluso hoy. Esto se debe en parte a que la escuela del toque legato se aplicó a la música antigua por mucho tiempo.

      Evitar los talones en la música Romántica y Moderna. Me he encontrado con algunos organistas que incluso tocan sólo con las puntas composiciones de los siglos XIX y XX. La técnica punta-talón tiene sólidos fundamentos en la tradición Romántica del órgano y no deberíamos dudar en emplearla cuando sea apropiado. Conjeturo que algunos organistas evitan el empleo de los talones por varias razones, y una de ellas podría ser que desconocen los principios tras la técnica punta-talón. No saben cómo ejecutar un pedaleo eficiente y sólido en los pasajes de escalas. En consecuencia, la parte del pedal así ejecutada podría sonar demasiado picada y punteada.

      Usar sólo el pie izquierdo. Ésta es la manera completamente normal de tocar por parte de los organistas teatrales, y no los estoy criticando acá. Necesitan el pie derecho para tantos pistones dispuestos en sus órganos; también emplean excesivamente el pie derecho para los pedales expresivo y crescendo. Su técnica del pie izquierdo llega a ser muy eficiente y virtuosa. Sin embargo, hay algunos organistas que dudan de usar el pie derecho para tocar los pedales. Esto se debe en parte a la falta de entrenamiento adecuado. Sólo son capaces de tocar notas largas y sostenidas en la parte del pedal y mucha de la música de concierto para órgano les es inaccesible. Quienes comienzan a tocar el órgano empleando la técnica correcta desde el principio, definitivamente tiene una ventaja, y nunca es demasiado tarde para empezar a formar los hábitos correctos de ejecución.

      Tocar con demasiada fuerza. ¿Has notado a los organistas que tocan los pedales (y los manuales, si a ver vamos) con tanta fuerza que incluso pudieras oir el innecesario ruido  procedente de su pies (o dedos)? Me he encontrado con tales personas y realmente se beneficiarían mucho más si pudieran tratar de relajar  sus pies (y manos) y no golpear los pedales con tanta fuerza. Realmente deberíamos tener la sensación de tocar en el pedalero más o menos mezzo-piano. Usa sólo tanta energía como se requiera para pisar el pedal y no más. Cualquier cosa más allá del impulso mínimo sólo provoca ése ruido extra, torna imprecisa la articulación, e incluso da ocasión a romper un pedal o algo en el mecanismo del órgano, particularmente en aquellos mecánicos.

      La presente lista de los errores en la ejecución de los pedales continúa en la Parte III de ésta serie.

      A propósito, ¿quieres aprender a tocar el Rey de los Instrumentos: El órgano de tubos? Si es así, carga mi guía audiovisual GRATUITA:  “How to Master any Organ Composition”, en la cual te mostraré exactamente mis pasos, técnicas y métodos que empleo para practicar, aprender y dominar cualquier pieza de música para órgano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.