ÓRGANO DE ESTUDIO

     El esquema muestra cómo se organizan y conectan los diversos componentes. El centro del sistema es el computador, el cual recibe las señales de los teclados y las interfaces USB/MIDI y por otro lado comanda el sistema de audio conformado por la tarjeta de sonido, el amplificador y los altavoces o auriculares.

Esquema Órgano MIDI_Fondo azul

     He aquí las especificaciones de cada componente y las instrucciones para el ensamblado:

cropped-800px-clavierbois LOS TECLADOS

     En lugar de un teclado común se prefiere otro tipo de teclado más apropiado para la tarea, el teclado controlador MIDI, el cual se distingue por ser menos voluminoso y especialmente porque es mudo, pues no produce ningún sonido por sí mismo. Como los teclados de órganos suelen tener una medida estándar de 5 octavas (61 teclas), otro tanto es la medida deseada del teclado controlador MIDI para nuestra aplicación. Comercialmente hay dos modelos favorecidos, el M-Audio Keystation 61es y el Behringer UMX610. Comparativamente éste último tiene teclas más livianas, y requiere por lo tanto de una digitación más precisa, para evitar que el roce involuntario de otras teclas produzca notas erróneas.

M-Audio Keystation 61es
M-Audio Keystation 61es
Behringer UMX610
Behringer UMX610

 Además,  será preferible incorporar  al menos 2 teclados controladores, uno que cumpla la función del teclado Principal o Mayor (great), y otro para que sea el Expresivo (swell).

     Ambos modelos de controladores tienen salidas USB y MIDI, de modo que pueden conectarse al computador mediante varias vías:

  • Dos cables USB, uno para cada teclado, y eventualmente se puede añadir añadir un Hub, si el computador no tuviese suficientes puertos USB libres;
  • Dos cables MIDI-USB; y
  • Dos cables MIDI-MIDI, cuando se emplee una interfaz MIDI externa con al menos 2 entradas MIDI.

     Téngase en cuenta que al emplear la conexión MIDI, cada teclado requiere ser alimentado por su adaptador AC/DC. En cambio, si se emplea la conexión USB, ésta misma energiza los teclados y la instalación resulta más sencilla porque  requiere menos cables.

cropped-800px-clavierbois EL MONTAJE

     ¿Y cómo se acomodan esos teclados unos sobre otros? En las tiendas de música electrónica hay variedad de soportes para esa tarea, pero lo más frecuente es emplear una mesa rectangular común, y luego hay que ingeniárselas dotando a cada teclado de patas o soportes fijos o provisorios o algún tipo de estantería improvisada o mandada a hacer.  Otra posibilidad de montaje es un sistema de repisas en una pared. Lo mismo vale para el atril. La diferencia de alturas entre 2 teclados superpuestos, a nivel de la superficie de las teclas, debería ser de 6 o 6,5 cms, que es la medida ergonómica estándar en organería, pero las carcasas de los teclados son más gruesas y no lo permiten, así que hay que conformarse con aproximarlos lo más que se pueda. En cuanto a su disposición en profundidad, se los acomoda en forma escalonada. Idealmente el teclado inferior debería sobresalir 10 cms. respecto al superior, mas otra vez habrá que adaptarse a lo que permitan las carcasas.

Un órgano virtual ensamblado en casa

     Por cierto, en el órgano clásico de teclados múltiples no se cumple aquella simplificación, acostumbrada para la música popular, de tocar con la mano derecha la melodía en el teclado superior y el acompañamiento con la mano izquierda en el teclado inferior. No. Todos los teclados se tocan con cualquiera de las manos, una arriba y otra abajo, o ambas en el mismo teclado, dependiendo de las instrucciones que figuren en la partitura o del arreglo que haga el mismo organista.

cropped-800px-clavierbois EL PEDALERO CONTROLADOR MIDI

     Hay mucha y buena música escrita sólo para los teclados del órgano. Entre otras razones porque en algunos países, durante siglos, los órganos sólo tuvieron teclados manuales. Por otra parte, piezas para teclados de J. S. Bach, tales como las Invenciones a 2 y 3 voces, piezas de El Clave Bien Temperado, muchas Sonatas de Doménico Scarlatti, e infinidad de piezas barrocas, que se interpretan en pianos, clavicordios y clavicémbalos, también se pueden tocar en órgano con gran belleza y con el valor agregado de poder colorear el discurso musical. Mas, un órgano no está completo sin ése conjunto de “maxi-teclas”, hechas para tocarse con los pies, que conforman el pedalero. Para música clásica y litúrgica el número aceptado de pedales está entre 27 y 32 (2 ½ octavas). ¿Por qué tantos? Porque en éste género de música el bajo de órgano es un bajo cantante, con la misma categoría de las otras voces melódicas, y no meramente un bajo acompañante. Un menor número de pedales implicaría tener que “arreglar” la partitura original, bajando o subiendo de octava, lo cual en la mayoría de los casos no es satisfactorio para intérpretes y oyentes que valoran la música interpretada con fidelidad hacia la partitura.

     Otra característica del pedalero del órgano clásico-litúrgico es que los pedales suelen distribuirse lateralmente de manera cóncava, propiciando que todos los pedales se hallen a una distancia confortable respecto de los pies. Así, el organista no tendrá que estirar en exceso las piernas para alcanzar los pedales de los extremos.

Típico pedalero BDO de 32 notas
Típico pedalero BDO de 32 notas
Pedalero Cóncavo-Radial
Pedalero Cóncavo-Radial
Pedalero Cóncavo-Paralelo
Pedalero Cóncavo-Paralelo

     Los pedaleros se construyen con 2 formas básicas: El pedalero cóncavo-paralelo, con bastidor rectangular y pedales paralelos entre sí; y el pedalero cóncavo-radial, cuyo bastidor semeja la forma de un abanico truncado en su vértice, de manera que los pedales se distribuyen en formación radial, lo cual básicamente sirve para ahorrar espacio y permitir una banqueta menos ancha. Desde el punto de vista funcional musical, ambos tipos son lo mismo.

      Para la emisión de una señal eléctrica cada vez que se accione un pedal, se emplea una de varias dispositivos: Sensores magnéticos de acercamiento, tales como las cápsulas “reed”, sensores de efecto Hall, sensores ópticos y hasta simples interruptores electro-mecánicos. Cada señal es procesada por un circuito electrónico convertidor a MIDI.

cropped-800px-clavierbois LA BANQUETA

     ¿Nos sirve una banqueta de piano o una silla? De ninguna manera, son de base demasiado estrecha. La medida de la profundidad del pedalero es de casi un metro, así que necesariamente su parte frontal debe acomodarse debajo de la banqueta; a su vez, como el pedalero suele tener un ancho de entre 90 y 137 cms., las patas de la banqueta deben estar distanciadas un poco más que eso. Por lo tanto se requiere de una banqueta ancha, específica para órganos.

cropped-800px-clavierbois LA DINÁMICA – EL PEDAL DE EXPRESIÓN

     En música barroca la dinámica se maneja mediante los cambios de registros. En música romántica sí se emplea un pedal que controla el volumen. Llamado también “pedal de expresión”, la manera más sencilla de incorporar la función de dinámica en nuestro instrumento es con un pedal estéreo, ubicado entre la tarjeta de audio y la amplificación. De éste modo se consigue controlar el volumen de todo el instrumento. Puede instalarse, por ejemplo un pedal Behringer FCV100, cuyo rango de desplazamiento es similar al de los pedales de los órganos reales. El volumen máximo de ésta configuración lo determina el selector de volumen del dispositivo amplificador en uso.

Behringer FCV100

     En organería lo usual es que cuando el órgano tenga un sólo pedal de expresión, éste controla sólo el teclado Expresivo, cumpliendo la función de modificar volumen y timbre. Pero realizar tal adaptación en nuestro caso, con los modelos de teclado arriba indicados, requiere intervenir un teclado desarmándolo, así como cortar y reempalmar cables en el teclado y en el pedal. No todo usuario podrá encargarse por sí mismo de ésta tarea, así que lo reservamos como un tópico avanzado para ser tratado más adelante en otra sección. Existen otros modelos de teclados controladores, más costosos, que sí disponen de una entrada para pedal de expresión, y en tal caso el tema se resolverá con simplicidad.

     Existe un controlador muy recomendable, el Behringer FCB1010, el cual contiene dos pedales, adaptables uno para el teclado expresivo y el otro, sea para ajustar el volumen del conjunto teclado principal-pedalero, sea para que haga las veces del pedal llamado “crescendo”, el cual provee otra manera de activar o desactivar registros. Además tiene 10 botones o pulsadores asimilables a los pistones de pie. El único reparo podría ser que el desplazamiento de los pedales es corto comparado con los pedales de órgano habituales.

controlador-behringer-fcb1010

cropped-800px-clavierbois EL COMPUTADOR

     Prácticamente cualquier computador comercial disponible hoy día, sea de escritorio o portátil, podrá integrarse a nuestro órgano. Si el hardware y el software son recientes, mejor. Memoría mínima de 2 GB de RAM, aunque es preferible el rango de 4 GB a 8 GB, y disco duro de 50-320 GB. Eso permitirá instalar varios software réplica o clones.

cropped-800px-clavierbois EL MONITOR TÁCTIL

     Considerando que nuestro órgano virtual en éste nivel no está provisto de controles electro-mecánicos (perillas, botones, palancas, etc.), habría que seleccionar los registros y acoplamientos mediante el ratón y el teclado del computador, y hacerlo no es práctico cuando se está en medio de una interpretación. El problema se soluciona mediante un  monitor de pantalla táctil. En efecto, cada software réplica incluye una interfaz gráfica con la semejanza del panel de controles del órgano de tubos emulado. De éste modo el monitor táctil actúa como panel de control y todas las operaciones requeridas para el órgano, tales como el cambio de réplica, la selección de los registros, acoples, pistones de mano y de pie, etc., pueden activarse desde allí.

     Los monitores táctiles pueden ser costosos. Una alternativa eficiente y más accesible la proporciona la compañía Keytec, la  cual fabrica unas membranas táctiles, de menor precio, que se sobreponen sobre el monitor estándar.

     Se recomienda un monitor con resolución de 1240 x 1080 o mejor. El tipo de conexión puede ser VGA, DVI o HDMI. La visualización puede ser TN, la cual requiere mirar al monitor de frente para ver bien la imagen, o la superior IPS, que proporciona una imagen de calidad desde una posición diagonal o angulada.

cropped-800px-clavierbois EL TABLERO DE CONTROL DE LOS REGISTROS

     En lugar de una pantalla táctil puede emplearse una botonera USB, consistente en un arreglo lineal o matricial de botones, perillas y/o palancas. Su finalidad obvia será hacer las veces de los paneles de registros y pistones. La desventaja sería que requieren ser reconfigurados cada vez que se cambia de software réplica, pues un botón asignado como “Diapason 8”, por ejemplo, luego será un pistón, etc.  Existen varias opciones, entre otras:

X-Keys XK-24: 24 teclas programables y etiquetables, conexión vía USB. El fabricante ofrece variedad de modelos. Su desventaja radica en que sólo opera si en la pantalla del computador está activo el software de órgano y en primer plano.

X-Keys XK24

Korg NanoSeries2: 3 dispositivos programables a escoger, conexión vía USB.

NanoSeries2

Novation Launchpad: 64 botones programables, conexión vía USB.

Launchpad Novation

cropped-800px-clavierbois LA TARJETA DE AUDIO

     Aquí conviene referirnos a una cualidad denominada latencia, consistente en un ligero retraso entre el instante de tocar la tecla y el de escuchar el sonido. Se procura que dicho retraso sea, si no nulo, imperceptible, para que se alcance el ideal de simultaneidad. Una tarjeta de audio de alta calidad tiene muy baja latencia, medida en milisegundos, y se dice que es compatible con el protocolo ASIO (Audio Stream Input Output), lo cual se indica en sus especificaciones.

     Las tarjetas de sonido estándares en la generalidad de los PC no fueron diseñadas para aplicaciones musicales de alto nivel y sufren de alta latencia. Será indispensable sustituir la tarjeta de sonido por una mejor, la cual puede ser interna o externa. Caso contrario es el de los computadores Apple, los cuales sí tienen implícitas óptimas prestaciones de sonido, y por lo tanto pueden conectarse directamente al conjunto amplificador-altavoces.

     Una tarjeta de audio probada y popular para el PC es la M-Audio Audiophile 2496, con bus del tipo PCI (se la instala internamente), 2 canales estereofónicos, propicia para un sistema corriente de dos altavoces. Otras tarjetas PCI  favoritas son las E-MU.

Tarjeta de sonido interna (PCI)

     Para los computadores del tipo laptop se opta por una tarjeta externa. Para 2 canales estereofónicos pueden usarse, por ejemplo, M-Audio Fast Track Pro o Focusrite Scarlett 2i2. Algunas de ésas tarjetas se conectan al puerto USB del computador y otras al puerto firewire. Todas las tarjetas citadas contienen además un par de conectores MIDI de entrada/salida.

Tarjeta de audio externa

cropped-800px-clavierbois EL EQUIPO DE AUDIO (AMPLIFICADOR Y ALTAVOCES)

     El elemento determinante es el espacio del ambiente o recinto donde se ha de escuchar nuestro órgano. Si se trata de la habitación estudiantil, o un aula de clases, un par de altavoces amplificados de 5″ harán bien el trabajo. Probablemente la mayoría de los altavoces comerciales serán una buena opción. Si se busca marca, los Yamaha HS50M y los M-Audio BX5a están bien probados. Y se reporta que los altavoces Polk Audio T15 (combinados con un pequeño amplificador de 20W) sorprenden por la calidad de sus bajos. Cuando el espacio es mayor, sea la sala de la casa, una pequeña iglesia o un auditorio reducido, convendrán los altavoces de 8″. En uno u otro caso se procura añadir en algún momento un sub-bajo de 10″ para reforzar los graves del pedalero.

Polk Audio T15
Polk Audio T15

     Cuando el presupuesto no alcanza para altavoces, unos auriculares de alta calidad pueden servir muy bien, con la ventaja implícita de no causar molestias a nadie durante nuestras prácticas y ejecuciones. De hecho, el órgano puede sonar mucho mejor a través de unos buenos auriculares que con altavoces. ¿Hay que decir que quien emplee exclusivamente auriculares los conecta directamente a la tarjeta de sonido y por lo tanto no necesita invertir en un amplificador? Tal vez haya algún distraído que no lo sepa, mejor se lo informamos preventivamente.

Fabricante de Órganos MIDI de vocación clásico-litúrgica.

Shopping feature working in spanish and english. Legal information still available only in spanish. Descartar